El Branding tiene dos componentes principales:
1. La construcción de la Promesa de Marca.
2. La construcción de un sistema de Identidad Corporativa alrededor de dicha promesa.

El primer componente del Branding, la promesa de marca, es el compromiso que asume la empresa con sus clientes. Léase bien, con sus clientes, no con sus accionistas ni con sus directivos, sino con sus clientes. Por eso, entre más clientes tiene una empresa, más vale su marca. Sin clientes, es imposible ser rentable o sostenible en el largo plazo, ni siquiera es posible existir como organización.

El Branding es fundamental en la planeación estratégica porque nos permite trazar fácilmente el camino a seguir y nos permite permanecer en él. La promesa de marca es ese camino. Asumir un compromiso único con los clientes, es decir, un compromiso que ningún competidor ofrezca, y aferrarse a él como principal guía en el crecimiento de la empresa es lo que le ha permitido a muchas marcas conseguir más clientes para crecer de manera rentable y sostenible en el largo plazo.

Topics: Branding

Recommended Posts