¿Hay alguna capacidad más importante que poder sostener una conversación coherente y positiva?

10 recomendaciones para tener mejores conversaciones.

Las palabras son una forma muy importante de relacionarnos con los demás, ya sea para establecer una fuerte amistad, discutir o persuadir a nuestros compañeros de trabajo, o convencer a alguien que siga nuestros planes.

“La competencia verbal puede ser la capacidad más ignorada que fracasamos en enseñar”, afirma la presentadora de radio Celeste Headlee. Celeste tiene una amplia experiencia en el uso de las palabras para influir en las personas. En una interesante presentación de TED nos comenta cómo una conversación requiere un equilibrio entre hablar y escuchar y cómo hoy en día, en algún lugar del camino, perdimos ese equilibrio. Muchas personas pasan horas relacionándose entre sí a través de pantallas, pero rara vez buscan una oportunidad para afinar sus habilidades de comunicación interpersonal.

Celeste Headlee nos da 10 recomendaciones para tener una conversación realmente eficaz y mejorar la competencia conversacional.

1) No seas multitareas

No solo deja tu móvil, tu tableta, las llaves del auto o lo que tengas en las manos. Está presente en “ese” momento. No pienses en otros problemas o en lo que vas a comer más tarde. Si no puedes estar presente en la conversación, dilo pero no estés mitad presente y mitad ausente. 

2) No seas dogmático

Todos tenemos diferentes opiniones y queremos que se nos escuche. Si quieres establecer tu opinión sin oportunidad de réplica, discusión, aportación o crecimiento, escribe un blog (y no aceptes comentarios).

3) Usa preguntas abiertas

Las preguntas ¿qué? ¿cómo? ¿cuándo? ¿dónde? ¿por qué? Son incómodas y llevan a respuestas simples cómo sí, no. Intenta preguntar algo como, “¿Cómo fue eso?”. “¿Qué sentiste?” Tu interlocutor tendrá que detenerse un tiempo y pensar en ello, y vas a recibir una respuesta mucho más interesante.

4) Sigue el ritmo

Si vienen pensamientos a tu mente, necesitas permitirles salir. Es decir, si te entretienes con otros pensamientos, no escucharás lo que te están diciendo. Deja que los pensamientos salgan y vuelve a escuchar a tu interlocutor.

5) Si no sabes, di que no lo sabes

Hoy las personas están mucho más informadas y es prudente hacerles saber a los demás sobre los temas en los que no eres un experto.

6) No equipares tus experiencias con las de los demás 

Si te hablan sobre la perdida de un familiar, no empieces a hablar de la vez que perdiste un familiar. Si te hablan de problemas laborales, no les cuentes cuánto odias tu empleo. No es lo mismo. Toda experiencia es individual.  Las conversaciones no son una oportunidad promocional. 

7) Procura no ser repetitivo

A veces cuando tenemos una idea, la seguimos parafraseando una y otra vez. Es posible que tu no te des cuenta, pero tu interlocutor si lo hará.

8) Evita los detalles

La gente no está interesada en los años, los nombres, las fechas, todos esos son detalles que no les importan. Les importas tu, les importa cómo eres y qué tienen en común. Así que, olvida los detalles.

9) Escucha

Tienen que escucharse el uno al otro. Stephen Covey lo dijo muy bien: “Muchos de nosotros no escuchamos con la intención de entender. Escuchamos con la intención de responder”.

10) ¡Se breve!

Esto lo dice todo.

Autor: Mauricio J. Vargas  –  Founder & CEO de Giraffeideas

Consultor Internacional y MBA de la Universidad de los Andes. Desde Giraffe, ha dado apoyo  a cientos de compañías de Colombia, USA, México y Venezuela, entre otros. Conferencista y experto en revisión de modelos de negocio, planeación estratégica, marketing, branding y diseño de estrategias para generar demanda. 

Su pasión es ayudar a los líderes de pequeñas y medianas empresas a definir su propósito y transformar sus modelos de negocio, sus productos y sus marcas, de manera que influencien positivamente la sociedad a la que pertenecen. 

Foto artículo: Priscilla Du Preez on Unsplash